Make your own free website on Tripod.com
Federico Jiménez Losantos –el micro ultra de los obispos nacional-católicos españoles- AMENAZA E INSULTA a los creadores del programa PØLØNIA de TV3. La COPE es una radio repugnante, casposa, ultrareaccionaria, ultraespañolista, ultracatólica y ultraderechista, en armoniosa y espiritual comunión con la fundamentalista Conferencia Episcopal Española, que es su propietaria y su principal fuente de inspiración… “divina”. Esto no es algo nuevo (aunque no me cansaré de repetirlo). Ello no obsta para que el peso de la ley pueda (¡y deba!) caer de una puñetera vez sobre estos talibanes de las ondas “católicas”. Sin embargo, hoy contamos con un nuevo ejemplo de que siguen sin activarse los mecanismos judiciales oportunos –y preceptivos- para ubicar más apropiadamente, en tiempo y en espacio, a la entrañable voz del ínclito Jiménez Losantos, tras los barrotes de algún centro penitenciario de su maltratada (¡por seres como él!) España. Losantos ha secretado por vía bucal -esta misma mañana- los siguientes improperios: “como se les ocurra utilizar mi libro o a mi persona, vamos, no voy con la Guardia Civil porque no está a mano, pero el querellón no se lo va a pagar toda la Corpo, como llaman allí, y si quieren reírse, que se rían de su padre o de su madre, si lo conocen" Y ha continuado: “lo aclaro porque luego no digan, no nos advirtieron". "Sí, os estamos advirtiendo, pero no porque sean un grupo de titiriteros, progres, más o menos mamarrachos, bordes y tal, no, no... es porque es en TV3 donde se hace la apología del terrorismo, y además se anuncia que van a seguir, pos ya, la apología del terrorismo y el recochineo con las víctimas ni hablar, o sea, que ojo polonios, avisados quedáis, luego no digáis". Rematando con una nueva declaración de amor a nuestro país, afirmando que en Catalunya: "si les llevas la contraria te atizan, te encarcelan, te persiguen, te multan, te acosan, te trituran, te injurian en TV3, te sumergen... es más, te ahogan" Sinceramente, lo de hoy es soberbio y digno de recordarlo en el “suma y sigue” del comportamiento delictivo de la Cadena COPE y la ultraderecha que representa. Por cierto, ¡¡¡Felicitats als de Polònia!!! Aquí os dejo, por un lado, el video del gag del Polònia donde caricaturizan a un Jiménez Lozanitos, cuando en los años 70 era de extrema izquierda, lanzando una piedra contra una central nuclear y provocando una fuga radioactiva… Una vez expuestas las vulneraciones flagrantes de la ley vigente que la propuesta “Rajoyana” plantea, cabe cuestionarse lo siguiente: - ¿Pretende el PP incumplir la ley? - ¿Pretende Rajoy tomarle el pelo a sus propios votantes, realizando una propuesta electoral que no puede cumplir? - ¿Saben los dirigentes del PP que es causa de ilegalización de un partido político el realizar propuestas que atenten contra las leyes? Les recuerdo lo dispuesto en el art. 6 de la Ley Orgánica 6/2002, de 27 de junio, de Partidos Políticos: “Los partidos políticos se ajustarán en su organización, funcionamiento y actividad a los principios democráticos y a lo dispuesto en la Constitución y en las leyes”. El PP no puede presentar en su programa electoral una propuesta que atenta contra la ley. Y no hay discusión jurídica posible a que pretender separar a los alumnos catalanes, en función de un inexistente derecho a la elección de lengua vehicular de la enseñanza, vulnera multitud de preceptos estatutarios y legales en vigor (y no quiero profundizar más, porque tentado estoy de hacer referencia al art. 510 del Código Penal y al hecho de que los abogados catalanes cada día estamos más convencidos –en un porcentaje mayoritario- que varias de las actuaciones catalanófobas del PP y de la derecha mediática española son constitutivas de delito, a tenor de lo dispuesto en la norma lega que citaba: “Los que provocaren a la discriminación, al odio o a la violencia contra grupos o asociaciones, por motivos racistas, antisemitas u otros referentes a la ideología, religión o creencias, situación familiar, la pertenencia de sus miembros a una etnia o raza, su origen nacional, su sexo, orientación sexual, enfermedad o minusvalía, serán castigados con la pena de prisión de uno a tres años y multa de seis a doce meses.” ¿Será hora ya de acudir a los tribunales con el Código Penal bajo el brazo para poner al PP y a la Brunete mediática en su sitio?